En el siguiente manual de cultivo de la berenjena te descubriremos todo lo que necesitas saber sobre el riego, plan de abonado y enfermedades de este cultivo.

La berenjena es una hortaliza originaria de India y China que con el paso de los siglos se popularizó su cultivo en Europa y todo el mundo. Se trata de una planta de hojas aterciopeladas, flores de color lila y un fruto delicioso. Forma junto al tomate, entre otras, la familia de las solanáceas, plantas a las que le gusta mucho la luz y el calor.

El fruto, es una baya alargada o globosa, de color negro, morado, blanco, blanco jaspeado de morado o verde y presenta pequeñas semillas de color amarillo que son más grandes a medida que el fruto madura.

Planta de berenjena
Planta de berenjena

¿Cómo se cultiva la planta de la berenjena?

El cultivo de la berenjena se debe realizar en climas cálidos y secos, por lo que se considera uno de los más exigentes en calor. Es una planta que soporta bien las temperaturas elevadas, siempre que la humedad del suelo sea adecuada. La temperatura ideal para su cultivo debe estar comprendida entre 23-25ºC.

Germinación de las semillas

Las semillas del cultivo de la berenjena, tardan 10 días en germinar. Una vez ha crecido más, se hace un repicado, se trasladan a unas macetas para que se fortalezca, luego se trasplantan donde van a quedar de manera definitiva, con una separación entre plantas de 50-70 cm. (marco de plantación).

¿Qué necesita la berenjena para crecer?

Si las berenjenas no crecen es porque algo esta fallando en tu huerto, los cultivos ecologicos de berenjena son siempre un poco más complicados.

Temperatura y luz

La temperatura ideal para su cultivo debe estar comprendida entre 23-25ºC. Las bajas temperaturas detienen el crecimiento y las heladas deterioran la planta totalmente.

En cuanto a la luz, como todas las solanáceas, es una planta muy exigente requiriendo de 10 a 12 horas preferiblemente al sol directo.

Suelo y plan de abonado

El suelo en el cultivo de la berenjena debe ser rico en nutrientes y materia orgánica, los suelos más adecuados para la siembra son los francos y profundos. En referencia a la salinidad del suelo y del agua de riego, la berenjena es menos resistente que el tomate y más que el pimiento.

Aunque se pueden cultivar berenjenas en maceta es muy posible que necesiten aportes extras de abonados y unas macetas grandes de al menos 30 litros ya que se trata de una planta de raíces profundas.

El plan de abonado debe iniciarse antes de hacer el trasplante de la planta, se deberá hacer aportes de humus de lombriz y un arado o removido de tierra para que esta quede esponjosa. Una vez tengamos las plantas vigorosas debemos hacer un abonado de refuerzo cuando estas comiencen a dar las primeras flores, este abonado deberá ser rico en fósforo.

¿Cuándo se riegan las berenjenas?

La planta de la berenjena requiere riegos constantes y abundante en todo su ciclo. El mejor riego es el localizado, pues permite utilizar mejor el agua y no origina problemas de encharcamiento. Un sistema de goteo puede ser perfecto.

¿Cuándo plantar berenjenas en el huerto?

Para la siembra de la berenjena, se trata de un ciclo medio-largo, por lo que la cosecha se inicia a los 70-90 días después del trasplante.

En el hemisferio norte los semilleros se pueden empezar a realizar en febrero (protegidos) hasta mayo. Siendo la época ideal de transplante la primavera, durante todo el verano cogerá vigor y dará sus frutos hasta llegado el frío del invierno que las marchitará.

Tipos de berenjena
Tipos de berenjena

¿Cuándo se cosechan las primeras berenjenas?

Se trata de un cultivo largo que da sus primeros frutos pasados los 70-90 días desde el transplante. Su producción no parará hasta que se corten los riegos o vengan los primeros fríos.

Para recoger el fruto se realiza realizando un corte con tijera en el tallo, ya que si tratamos de estirar es muy posible que rompamos ramas.

La producción de una planta de berenjena normal se estima en 2-3 kg por m2.

Plagas y enfermedades más frecuentes

Las enfermedades relacionadas con hongos puede estar relacionadas con la humedad relativa, la óptima oscila entre el 50% y el 65%. Humedades relativas muy elevadas favorecen el desarrollo de enfermedades aéreas (oídio o mildiu) y dificultan la fecundación.

Además las plagas más frecuentes son:

  • Escarabajo de la Patata.  Para solucionarlo se recomienda la recogida manual de adultos, huevos (en el envés de las hojas) y orugas, o si éstas nos superan aplicar Bacillus.
  • Araña roja. Aparece sobre todo en los períodos que la planta está sometida a temperaturas altas que favorecen la aparición. Solución: infusión de cola de caballo, o como lucha directa se pueden utilizar insecticidas naturales.
  • Mosca blanca. Solución: pulverizar el envés de las hojas con jabón potásico al 1% con agua de lluvia o destilada.

Variedades y tipos de berenjenas

A continuación se muestran los distintos tipos de berenjenas y sus variedades.

  • Larga Palermitana
  • Violeta enana precoz
  • Berenjena larga negra
  • Berenjena larga violeta superprecozísima
  • Reminese
  • Berenjena Morella
  • Berenjena Mary
  • Redonda común de Florencia
  • Black Beaty o Belleza negra
  • Sabelle RZ F1
  • Redonda negra
  • Redonda Bianca
  • Berenjena redonda lila
  • Berenjena Lety
  • Berenjena Intermedia

Beneficios del cultivo de la berenjena

  1. Es rica en vitamina A, B1, B2, C y ácido fólico. Lo cual ayuda al sistema inmunológico y a la prevención de enfermedades.
  2. Es rica en minerales como el potasio, calcio, magnesio, hierro y fósforo, lo que ayuda a prevenir la artritis, osteoporosis y enfermedades del corazón.
  3. Es baja en calorías, libre de grasa y posee gran cantidad de agua; un fruto de berenjenas contiene apenas 38 calorías, lo que la convierte en un alimento perfecto para quien cuida mucho su salud y quiere perder peso.
  4. La piel de la berenjena tiene nasunina, un antioxidante que sólo posee esta hortaliza que se encarga de retardar el envejecimiento.
  5. Es recomendable para la anemia o la osteoporosis al tener un alto contenido en calcio, fósforo y hierro.
  6. Posee ácido clorogénico, el cual ayuda a reducir el colesterol malo y combatir los radicales libres.
  7. Ayuda a mejorar ciertas cualidades de los alimentos y por brindar protección a las células frente a distintos agentes dañinos.
close

¡Hola amigo 👋!
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada referente al Huerto Urbano.

¡No enviamos spam!