¡Que ganas tenía de plantar mis chiles! Ya hace meses que empecé el proceso del semillero, su posterior repicado (el trasplante a maceta) y por fin al bancal. No ha sido fácil y es necesario mucha paciencia pero ya llegó el momento.

Semillero de chiles

Preparando el cajón de cultivo

Los cajones de cultivo es el tipo de huerto urbano que mejor se adapta a las características de mi casa, dispongo de una terraza en la que se pueden situar encima del terreno y así disfrutar del cultivo de hortalizas.

La primera tarea que tuve que hacer era preparar los cajones ya que se encontraban ocupados por los restos del último cultivo. En este caso lo que hago para preparar el siguiente cultivo es:

  1. Quitar todos los restos vegetales, raíces y piedras.
  2. Remover la tierra de forma que quede la tierra más profunda en la zona superficial. Esto lo hago haciendo una zanja y a partir de ese momento haciendo un movimiento rotatorio de la tierra echando la más superficial en la zanja y la que saco de la zanja en la parte superficial.
  3. Aportar abono, especialmente humus de lombriz.
  4. Si hace falta aporto sustrato ya que normalmente baja el nivel de tierra al eliminar los cultivos anteriores.
  5. En caso de que el sustrato este muy suelto aportar tierra arcillosa, de forma opuesta si esta muy compacta introduzco arena, turba o pelo de coco.
  6. Volver a removerlo todo.
Bancal de cajonera preparado para el siguiente cultivo

Solo queda plantar los pimientos

Una vez este preparado volveremos a poner el riego y lo probamos y solo nos faltará coger las  macetas que repicamos para plantar los pimientos, ñoras y pimientos del padrón.

Resultado del repicado de los pimientos

Y llega el momento de uno de los paso más importantes y que más ilusión que le hace a «agricultor de terraza» que es plantar sus propias plántulas que ha criado desde semillero.

Huerto urbano de pimientos

En unos meses los primeros frutos

¡Ya esta! Solo quedan unos meses de mimos para que empiecen a dar los primeros frutos. Las plantas están fuertes y listas para crecer. Solo queda vigilar las plagas ya que cuando son jóvenes son más vulnerables.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here