Estamos en noviembre y es fecha de plantar los ajos y ajetes tiernos. Estas hortalizas son ideales para cultivarlos en los meses fríos en las zonas templadas y resultan deliciosos en muchos platos como revueltos, tortillas y acompañamientos de carne.

¿Qué son los ajos tiernos o ajetes?

Los ajetes o ajos tiernos no son otra cosa que ajos recolectados antes que maduren los bulbos y generen nuevos ajos, de hecho se cogen cuando apenas han desarrollado la cabeza.

Cuando se plantan

El cultivo del ajo tierno se puede realizar durante todo el año si el clima lo permite en zonas templadas. En zonas donde existen heladas y nevadas es mejor esperar a la primavera.

Comprar semillas de Ajo para ajetes ¡click aquí!

Cómo se cultivan

Lo primero es disponer de unas buenas cabezas de ajos secas, en nuestro caso hemos buscado una variedad de la zona que se conoce como ajo morado. Podemos pensar que cualquier ajo es valido para su cultivo, pero tenemos que tener cuidado si lo compramos en supermercados y grandes superficies ya que los someten a luz ultravioleta para impedir que germinen. Así, es mejor asegurarse y comprarlas en un lugar donde nos aseguren que esto no sucede, como un vivero.

Cabeza de ajo sin pelar
Cabezas de ajo peladas, para que puedan germinar los ajetes

Si fuéramos a cultivar ajos tendríamos que desgranar la cabeza y seleccionar los mejores ajos, como nosotros vamos a cultivar ajetes y no vamos a desarrollar toda la fase del ajo nos conviene optimizar la producción. Para ello plantaremos toda la cabeza a la vez y solo tendremos que retirar la piel y dejar los gajos al descubierto.

El ajete necesita mínimo 10cm de marco de plantación

A la hora de la siembra es mejor plantear un marco de plantación de unos 10 cm y es muy recomendable plantarlos bien profundos para que desarrollen una parte blanca, la comestible, mucho más larga.

Intenta plantar bien profundos los ajetes, tendrás más parte comestible

Riego y cuidados

En general el cultivo del ajo y el ajete no varia mucho, es la misma planta y necesita los mismos cuidados. Así, simplemente es recomendable regarlos un poco más si el terreno se seca de forma exagerada pero solo para que cuando los cosechemos estén más tiernos.

En general es un cultivo que apenas necesita cuidados, riegos muy pocos y apenas tiene plagas.

 

Recolección y cosecha

A los 3 o 4 meses los ajetes habrán brotado y antes de que empiecen a engrosar los ajos podremos sacarlos. Al plantar directamente la cabeza solo tenemos que estirar de los brotes y obtendremos un buen puñado de ajos tiernos. Muchos no se habrán formado, pero la mayoría estarán listos para la cosecha.

La cosecha puede durar por lo menos dos meses, pero a medida que los vayas dejando irán engrosando las cabezas y pasarán de un sabor suave a un sabor más fuerte a ajo.

Comprar semillas de Ajo para ajetes ¡click aquí!

Recuerda que cuando cocinas un ajete es prácticamente comestible toda la planta, incluso lo verde. Lávalos bien y quitarles todos los restos, a veces se le queda el ajo desde el cual brotó pegado pero si lo pones debajo del grifo o los lavas en el lavadero se irá todo y quedará perfecto y listo para cocinarlos.

Comprar semillas de Ajo para ajetes ¡click aquí!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here